Pensamientos de un Aventurero Cósmico.

miércoles, 18 de junio de 2008

A un olmo seco

Aunque se dice de la esperanza que es un formidable desayuno pero una pésima cena, le rindo yo aquí honores a tan vivo sentimiento reproduciendo un poema de Antonio Machado que por título lleva "A un olmo seco":
Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

2 comentarios:

Aurora dijo...

gracias por tus gracias, jeje. lo cierto es tu forma de amasar los pensamientos y concretarlos en palabras me dan las ideas necesarias para escribir.
al respeto de este nuevo poema, ¿que limite tiene la esperanza? ¿es cierto que la esperanza nunca se pierde? ¿se puede decir eso cuando se vive una guerra? ¿cuando se nos muere un ser querido? ¿cuando tenemos un accidente en carretera y nos dejan parapléjico? ¿cuando sufrimos una tragedia?...son muchas las preguntas...insuficientes las respuestas...una la mia, aqui y ahora, la esperanza tambien se pierde pero no en un plano emocional si no en el físico ¿? que su presencia es escurridiza, tal como los peces vivos en las manos, ¿en que momento es atrapada? ¿cuando se consume el hecho deseado? es inquisitoria, tormentosa, efimera, hija de los estados anímicos...cuando se cesa de tener esperanza es posible que hallamos encontrado la "estigmatizada felicidad" o que por el contrario hallamos muerto en vida.
por cierto, Antonio Machado tiene la chispa suficiente en sus poemas "rotos" y secillos como para hacer cada vez que se lee un poema suyo que respiren con mas densidad los pulmones y nazcan con mas verdor las hojas. punto.

Jairo dijo...

Sencillamente la vida sigue, aún cuando una desgracia ocurre. La vida sigue.